Skip navigation

Tag Archives: INDEX

The ND-GAIN Country Index, a project of the University of Notre Dame Global Adaptation Index (ND-GAIN), summarizes a country’s Vulnerability to climate change and other global challenges on the one hand and its Readiness to improve resilience . It aims to help businesses and the public sector better prioritize investments for a more efficient response to the immediate global challenges ahead. Somalia, Eritrea, y Sudán son los tres países que más se pueden ver afectados por el cambio climático, según el índice de Adaptación Global de la Universidad de Notre Dame.

Origen: ND-GAIN Index

Anuncios

Esta es la primera repercusión internacional negativa de la contribución de la Argentina, que fue presentada formalmente ante las Naciones Unidas el 1° de octubre. El plan contempla una reducción de 15 por ciento de las emisiones en un escenario llamado “business as usual” o “habitual”, y toma como línea de base el año 2005. Pero CAT indica que esas estimaciones están “exageradas”, por lo cual esas metas estarían prácticamente cumplidas a la fecha.

Origen:  – Climate Action Tracker

– Business Insider.

El CAIT Climate Data Explorer, iniciativa del think tank World Resources Institute (WRI), elaboró una infografía interactiva que muestra las emisiones de CO2 de cada país así como por sectores económicos.

CAIT

 

 

Report by David King, Daniel Schrag, Zhou Dadi, Qi Ye and Arunabha Gosh of the CSaP, sponsored by the UK Foreign and Commonwealth Office.

 

Though conservative in a number of respects, this study is a critical piece of work as it makes clear that without radical change our current targets and plans to tackle climate change won’t be enough to prevent global emissions following a medium-to-high pathway (raising average global temperatures above the 2 degrees C globally agreed limit.) It damns the current political inertia affecting many nations on the issue of climate change.

 

The report looks in detail at the risks posed by this level of climate change to specific regions and Earth as a whole. These show the shocking, unacceptable consequences of climate inaction and should act as a critical part of the argument in all of our contexts to lobby decision makers to keep fossil fuels in the ground and to take action ourselves, galvanising us in our critical Yes to Life, No to Mining call.

 

Three useful documents:

 

1.) A summary of the report’s key findings by contributors and YLNM partners the Snowchange Cooperative.

 

2.) The policy brief.

 

3.) The full report.

 Yes to Life no to Mining.

Entre los resultados más destacados se encuentran que al 95% de los argentinos le preocupa mucho el cambio climático. Casi ocho de cada diez, un 78%, piensan que las medidas de lucha contra el fenómeno representan una oportunidad para mejorar la calidad de vida de los habitantes y el 60% cree que para reducir las emisiones del gas de efecto invernadero (GEI) sería necesario subvencionar a las energías renovables. En tanto, el 79% piensa que es urgente que en la cumbre de París los países tomen las decisiones necesarias para evitar un aumento promedio global de la temperatura a 2°C, y nueve de cada diez señalan que el tema no es una prioridad en la agenda política nacional.

 Debate ciudadano global informativa sobre la energía y el clima.

El EPI lleva más de una docena de años de cálculo y perfeccionamiento por las Universidades de Yale y Columbia, posicionándose como el índice ambiental de referencia para informes como el de Competitividad Global que elabora el Foro Económico Mundial, y el Índice global de Competitividad de la Fabricación elaborado por Deloitte y el Consejo de Competitividad de los EEUU. Además muchos países a título individual ya lo incluyen en sus análisis de sostenibilidad ambiental o en sus informes de competitividad (Irlanda).

– Euskadi.eus.

En 2013, el IPCC ha utilizado 4 tipos de escenarios: RCP2.6, RCP4.5, RCP6.0, y RCP8.5. El primero asume que vamos a emitir menos gases de efecto invernadero muy pronto. Que antes de 2030 se habrán reducido todas las emisiones (unas en 2020, otras en 2025… dependiendo del gas). El escenario RCP4.5 asume que es posible que no seamos tan buenos, pero que aun así empezaremos la reducción de gases de efecto invernadero antes de 2050. El escenario RCP6.5 asume no reduciremos tan rápidamente los gases de efecto invernadero, y que solo dentro de dos generaciones, los nacidos en torno al año 2030, empezarán a tomar decisiones viendo la que se les viene encima con el clima, reduciendo nuestras emisiones de manera efectiva y de forma apresurada. El último escenario, el RCP8.5 considera que no, que la humanidad no tiene enmienda, y que ni aunque las cosas estén mal de verdad no cambiaremos. Que seguiremos emitiendo muchos gases de efecto invernadero.

¿Qué nos dice el IPCC sobre el futuro?

  • La temperatura se incrementará globalmente más de +1ºC antes del año 2100, y eso en el escenario más optimista (RCP2.6). El RCP8.5 indica una subida de +3.7ºC, y podría llegar hasta +4.8ºC. El peor escenario en 2007 indicaba que como mucho subiría unos 2ºC, así que fijaos si las cosas han cambiado de 2007 a ahora.
Figura1

Fig. 1 Cambios en la Temperatura superficial en los escenarios RCP 2.6 y RCP 8.5

  • La subida no será homogénea espacialmente (¡esto es clave!). En el interior de los contenientes la subida será mucho mayor. Según el escenario RCP8.5, +7ºC en el Sahara. Y en las  zonas de latitudes altas y continentales, la subida podría superar los 9ºC (incluso más de 11ºC en algunas zonas del Ártico).
  • Los océanos se calentarán mucho. La mayor parte de las masas oceánicas superficiales subirán su temperatura entre 2º y 4ºC de acuerdo con los escenarios RCP4.5, RCP6.0 y RCP8.5. No hace falta que imaginemos las consecuencias para la pesca, ¿no?
  • Es casi cierto (virtually certain, según el  IPCC), que las olas de calor se incrementaran en magnitud e intensidad.
  • Consecuencia de todo lo anterior, el ciclo del agua se acelerará. Más calor, más evaporación, más agua en la atmósfera, más nubes, más lluvia. ¿Correcto? Sí, pero no. Observando la figura 2 (el de la izquierda,RCP2.6 y el de la derecha RCP8.5), las variaciones espaciales con respecto a los promedios actuales son grandes, sobre todo en los escenarios extremos. En la Península Ibérica nos tocarán un descenso de -20%  en el escenario optimista. En el sur de Argentina, lo mismo. Y en México, Australia… preparen medidas para el ahorro de agua, que falta nos va a hacer. En otros territorios, lloverá mucho más, claro. Sobre todo en 3 áreas: en los dos polos, por el debilitamiento de los anticiclones polares, en mi opinión causado por el incremento de la temperatura de la superficie, y en el ecuador, por el incremento de la humedad en la ZCIT (zona de convergencia intertropical), a donde van a llegar los vientos alisios aun más cargaditos de agua.

Fig. 2 Cambios en la precipitación media según los escenarios RCP 2.6 (izquierda) y RCP 8.5 (derecha).

  • Los huracanes y tormentas tropicales se incrementaran en su intensidad y frecuencia. ¿A alguien le sorprende?
  • El nivel del mar subirá. La novedad en 2013 es que subirá mucho más de lo previsto. De 25 a 55 cm, según el escenario más optimista, a 45-82 cm según el más pesimista.  En un post anterior sobre los efectos de la subida del nivel del mar hacíamos una cuenta sencilla. 1 cm de subida suele significar 1 metro de retroceso costero en playas, dado que la pendiente media de las playas suele ser de 1%. Haced ahora las cuentas para subidas de 82 cm…
  • Groenlandia se deshelará parcialmente cada verano. Cada verano más, quiero decir. En esta cuestión no hay acuerdo en el IPCC, y esta vez han sido sinceros, y han hecho constar su discusión en el informe. No saben qué ocurrirá. Hay quien dice que se puede deshelar casi el 100% de la superficie, y en torno a uno 30% del volumen (son cuentas propias), y los hay más optimistas que piensan que ni de lejos será tan grave. La discusión se prevé dura, y se dirimirá con más datos y análisis en las revistas científicas. Espero que ganen los optimistas, por la cuenta que nos trae.
Fuente: IPCC, 2013: Summary for Policymakers. In: Climate Change 2013: The Physical Science Basis. Contribution of Working Group I to the Fifth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change [Stocker, T.F., D. Qin, G.-K. Plattner, M. Tignor, S. K. Allen, J. Boschung, A. Nauels, Y. Xia, V. Bex and P.M. Midgley (eds.)].
Cambridge University Press, Cambridge, United Kingdom and New York, NY, USA.

vía | KARTENN Tecnologías para la gestión ambiental y territorial.

Conclusiones del revisor experto sobre 800 revisores del Quinto Informe Grupo 1 IPCC (Marzo 2013)  vía ▶  YouTube.

vía Estudio Millé – Abogados – Attorneys – www.mille.com.ar.

Artículo 93. Cuando se paguen a beneficiarios del exterior sumas por los conceptos que a continuación se indican, se presumirá ganancia neta, sin admitirse prueba en contrario: b) El treinta y cinco por ciento (35%) (12,25% efectivo) de los importes pagados cuando se trate de la explotación en el país de derechos de autor, siempre que las respectivas obras sean debidamente inscriptas en la Dirección Nacional del Derecho de Autor y que los beneficios se originen en los supuestos previstos por el inc. j) del art. 20 y se cumplimenten los requisitos previstos en el mismo; igual presunción regirá en el caso de las sumas pagadas a artistas residentes en el extranjero, contratados por el Estado Nacional, provincial o municipal, por las Instituciones comprendidas en los incs. E), f) y g) del citado art. 20, para actuar en el país por un periodo de hasta dos (2) meses en el año fiscal”.

Para calificar para esta tasa de retención reducida (la mínima prevista actualmente por la Ley de Impuesto a las Ganancias) las obras que generan la regalía deberán estar previamente registradas ante la Dirección Nacional del Derecho de Autor.

Es del caso mencionar que la AFIP manifestó anteriormente disidencia con la aplicación de la tasa de retención del 12,25% a los giros de regalías en concepto de “derechos de autor”, en casos en que el receptor de la regalía era una persona jurídica o que la obra había sido producida “por encargo”. Cambios legislativos y jurisprudencia reciente reducirían notablemente la posibilidad de éxito de esa posición de la agencia de recaudación fiscal (que implicaría la obligación de efectuar la retención a la tasa del 31,5%). De todas formas, consideramos que esta circunstancia debe ser tenida en cuenta al momento de decidir la conducta a adoptar.