Skip navigation

Tag Archives: Contaminación

La NASA detectó en recientes investigaciones unas cantidades inexplicables de tetracloruro de carbono, CCl4, una sustancia química que destructora de la capa de ozono y cuyo uso fue proscrito hace 30 años, según indicó este miércoles a la agencia France Press.El CCl4, usado en extintores y en productos de limpieza en seco, fue prohibida en el Protocolo de Montreal de 1987. Ninguno de los países firmantes ha anunciado nuevas emisiones del compuesto.Los estudios de la NASA muestran que las emisiones son de al menos 39.000 toneladas por año, más del 30% registrado desde la entrada en vigor del Protocolo de 1987.«No deberíamos tener tanta cantidad de CCl4» declaró el científico Qin Liang, uno de los principales responsables del estudio, llevado a cabo en el centro Goddard, sito en Maryland EE.UU.. Añade Qin que «estamos en presencia ya sea de fugas industriales no identificadas, ya sea de emisiones importantes en sitios contaminados o de fuentes desconocidas de CCl4».El CCl4 contribuía al 11% del cloro que atacaba la capa de ozono, según datos del 2008. Por ello, los científicos quieren saber de dónde proceden estas cantidades, o al menos por qué los niveles detectados en la atmósfera disminuyen más lentamente de lo esperado. Qin Liang se pregunta si «existe un mecanismo de pérdida del CCl4 que no comprendemos, o hay fuentes de emisión no señaladas o no identificadas».fuente/ABC

vía SABIENS. ÚLTIMAS NOTICIAS. INFORMACIÓN.: ALERTAS

Associated British Foods, Coca-Cola, Danone, General Mills, Kellogg’s, Mars, Mondelez International, Nestlé, PepsiCo y Unilever.

vía EcoDiario.es.

Además, este trabajo demuestra que los efectos de estos gases son uniformes en todo el mundo, mientras que varios estudios se había determinado anteriormente que el hemisferio norte tenía un papel más fuerte que el hemisferio sur en el cambio climático transitorio. Esta diferencia significa que los estudios anteriores, basados en las temperaturas, han subestimado el efecto de enfriamiento de los aerosoles, según ha apuntado el científico.

vía Nacionales e Internacionales.

Hay buenas noticias sobre la disminución del agujero de la capa de ozono (agujero de ozono) sobre la Antártida y Nueva Zelanda. El Protocolo de Montreal, que se convirtió en ley en 1987, ha sido tal vez el tratado global más exitoso de todos los tiempos. En la actualidad hay 193 países firmantes y dicho tratado impide el uso de ciertos productos químicos que se usan como refrigerantes y que destruyen el ozono atmosférico. La buena nueva es que el agujero de ozono ha dejado de crecer y ahora los científicos atmosféricos predicen que se puede cerrar antes de finales de siglo.

vía  EcoDiario.es.

vía T21’.

En cuanto a la movilidad sustentable, el aumento del uso de la bicicleta ha sido una de las principales prioridades a lo largo de esta gestión. Creo firmemente que las bicicletas consagran los valores de la movilidad sustentable, la inclusión social, la salud pública y el bienestar general. Por ello, hemos promovido activamente el uso de la bicicleta en la ciudad mediante diversas acciones. Construimos aproximadamente 110 kilómetros de bicisendas, implementamos un sistema de contratación de bicicletas completamente gratuito y diseñamos un sistema de créditos que ofrece a los ciudadanos la posibilidad de acceder a la compra de bicicletas con tasas subsidiadas por el Banco Ciudad. Asimismo, construimos el Metrobus, el primer sistema de Autobús de Tránsito Rápido (BRT) en la Argentina. La implementación del Metrobus ha reducido el tiempo de viaje en un 30%, las emisiones de CO2 y el consumo de combustible. Este es el primer sistema de transporte de la ciudad completamente nuevo en los últimos 100 años. Hasta la fecha, hemos completado tres corredores que abarcan un total de 38,5 kilómetros y que brindan servicios a más de 600.000 usuarios. En 2015, se construiremos cuatro nuevos corredores que abarcarán un total de 67 kilómetros y ampliarán el servicio a otros 1.200.000 viajeros diarios.

En lo que refiere a la gestión de residuos, Buenos Aires está sufriendo una transformación radical en su sistema de recolección de residuos, con la separación en origen y el reciclaje como principios rectores. Instalamos contenedores en todas las esquinas de la ciudad para facilitar la recolección de la basura. Además, estamos incorporando contenedores dobles para facilitar la separación en origen entre residuos reciclables y no reciclables. A principios de 2013, inauguramos una nueva planta de tratamiento de residuos y una estación de transferencia para la recuperación de bienes de áridos y residuos de la construcción. Ésta transformación continuará a través de nuestra constante búsqueda para incorporar nuevas e innovadoras tecnologías que permitan mejorar la gestión de residuos en la ciudad.
Por último, me gustaría destacar la dimensión internacional de nuestra “Agenda Verde”.

Buenos Aires ha estado colaborando activamente con ciudades comprometidas con la lucha contra el cambio climático a través del intercambio de experiencias y buenas prácticas. En este sentido, nuestra participación en el C40 nos ha brindado una excelente plataforma para facilitar el desarrollo de un enfoque global de la acción climática sostenible. La reciente elección de Buenos Aires como representante de las ciudades de América Latina en el Comité Directivo del C40 es, además de un gran honor, una gran oportunidad para que trabajemos en conjunto con otras ciudades del C40. Asimismo, la Ciudad de Buenos Aires ha firmado una declaración tripartita con San Pablo y México DF para coordinar esfuerzos en la lucha contra el cambio climático. Este “G3 Ambiental” permitirá que las tres ciudades más grandes de América Latina, establezcamos un sistema permanente de intercambio de información sobre nuestros programas medioambientales, busquemos mecanismos de financiación común para iniciativas sostenibles y coordinemos nuestro trabajo con la sociedad civil para garantizar que este sector crucial, se mantenga activo en la comprensión y la definición de nuestras agendas verdes locales.

vía  News Watch.

PFTBA

vía RCN Radio.

En este marco, el fracking aparece como un desesperado intento de statu quo hidrocarburífero por sobrevivir ante una situación global de transición energética. Un círculo vicioso en el que la escasez del recurso que dispara la subida del precio en el mercado internacional hace viable explotar zonas antes impensadas. Así es que los yacimientos “no convencionales” aparecen como nuevas fronteras para seguir haciendo más de lo mismo, alimentar el motor del cambio climático, pero peor, por el enorme consumo de agua –entre 9 y 29 mil m3 de agua por pozo– y el potencial de contaminación de los acuíferos con los químicos inyectados a alta presión. Además, el prontuario de Chevron, condenada en 2011 por la justicia ecuatoriana a pagar 19 mil millones de dólares por graves vertidos tóxicos durante sus operaciones en ese país, genera rechazo en las comunidades de la zona de Vaca Muerta, que ven su seguridad y su futuro en peligro.

A escala local, Argentina depende en un 87% de los combustibles fósiles. Sin embargo, el horizonte de reservas ha tenido una constante tendencia a la baja, ubicándose en torno a los 7 años para el gas natural, y a los 10 para el petróleo. Esta dependencia ubica nuestras emisiones de dióxido de carbono (CO2) per cápita entre las más altas de la región. Según datos del Banco Mundial, en 2009 las emisiones argentinas fueron 4,4 toneladas de CO2 mientras que, por ejemplo, México emitió 4,0 toneladas y Brasil 1,9. Aun así, estos dos países han presentado metas de mitigación para 2020, contrariamente a la inacción argentina al respecto.

Para cubrir una demanda energética creciente, Argentina cuenta con un gran potencial renovable. Por ejemplo, los vientos de la Patagonia, la costa de Buenos Aires y las zonas serranas de Córdoba tienen una disponibilidad de entre el 40 y el 45% para generar energía, muy por encima del promedio mundial –en el orden de 25%. En el informe [r]evolución energética presentado por Greenpeace en 2011, documentamos cómo el aporte renovable del país podría cubrir un 85% de la generación de energía y reducir un 80% las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050, apagando las plantas nucleares y dejando la puerta cerrada al fracking.

via ~ Mauro Fernández ~ Infobae.com.

Planta Intermunicipal de Selección de Residuos Sólidos del Sistema Intermunicipal para el Manejo de Residuos (SIMAR)

via México a la vanguardia en medidas contra cambio climático | Diario Rotativo.

Los agroquímicos, por ejemplo, tienen menos de 70 años de uso y abuso, y surgieron al término de la Segunda Guerra Mundial

via El Sol de San Luis.