Skip navigation

La propuesta del G−7 supone un paso importante que incrementa las posibilidades de éxito de la próxima Cumbre de París. La iniciativa impulsa incluso el Fondo Verde del Clima, mecanismo que debe estar dotado con 100.000 millones de dólares al año a partir de 2020 para apoyar a las naciones más vulnerables al cambio climático. Hay muchos motivos para pensar que la Conferencia de las Partes o COP marcará, en diciembre, un antes y un después en la lucha contra el cambio climático, gracias a la consecución de un compromiso vinculante y definitivo para la reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera a partir de 2020. Hasta esa fecha durará el aplazamiento que desde la COP de Copenhague de 2009 se hizo del Protocolo de Kyoto, que marcaba un recorte en las emisiones de CO2 del 15 por ciento para los países firmantes respecto de lo emitido en 1990. A diferencia de Kyoto, donde el control de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero sólo vinculaba a algunas economías desarrolladas, la intención del acuerdo de París es que también incluya a las naciones en vías de desarrollo

vía La Nacion.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: