Skip navigation

La investigación analizó datos de temperatura y precipitaciones registrados entre 1941 y 2010 e indica que la variable climática que más cambió en la región central de Argentina no fue la temperatura, sino la cantidad de lluvia anual. Como consecuencia, las condiciones climáticas en la zona se tornaron más húmedas. Además, según informa UnCiencia, esto implicó el crecimiento de las zonas “uno de los datos que surgen del estudio advierte que mientras en el 60% del territorio aumentó la lluvia, la evapotranspiración se mantuvo prácticamente constante. Eso significa que los sistemas se volvieron más equilibrados y, por ende, mejoraron su aptitud agrícola. Esta es una de las causas que explican el avance de la frontera agropecuaria observado en las últimas décadas”.

vía | Día a Día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: