Skip navigation

\”Todos estos aspectos descriptos se vinculan a una dinámica de mediano plazo, y como de fondo no se presenta un forzante climático de gran escala, es muy posible que la campaña 2013/2014 se desarrolle con muchas matices en el comportamiento pluvial y la descompensación que se ha visto en septiembre posiblemente se repita\”, señaló Aiello. Es decir, zonas con desvíos pluviales opuestos pueden repetirse en el próximo trimestre, aunque variando su distribución geográfica. \”Los forzantes de gran escala como El Niño o La Niña, tienden a favorecer comportamientos más homogéneos en áreas vastas, para bien o para mal\”, concluyó el climatólogo.

La escasa humedad complica en algunas regiones

La situación actual de la región productora agrícola marca diferencias respecto de las zonas en cuanto a las reservas de humedad.

El centro/oeste de la región productora núcleo tiene reservas por debajo de lo normal para el comienzo de la siembra de la gruesa, mientras que en el sur de la provincia de Buenos Aires las condiciones son muy buenas.

De caras a la próxima siembra de la gruesa se observa que “hay un gradiente sudeste hacia el noroeste, afectando al presente zonas del sur de Córdoba hacia el noroeste y parte de Santa Fe”, señaló el climatólogo Jose Luis Aiello.

Para el comienzo de las actividades de implantación, los productores deben observar como estará el clima para tomar la mejor decisión de cara a la temporada estival.

Según los especialistas el panorama no es muy alentador. “La información climática que tenemos es que de mediano plazo a largo no son muy claras. No hay evidencias ciertas de cómo va a evolucionar. En algunos lugares tienen evolución favorable, como el Sur de la región Pampeana. Otros tienen situaciones deficitarias: Córdoba, Oeste santafesino, Norte de La Pampa y NOA”, informaron desde la Consultora de Climatología Aplicada (CCA).

En los próximos días encontramos pronósticos de precipitaciones para varias zonas que mejoran las condiciones para comenzar las siembras de la gruesa aunque la necesidad de precipitaciones es, en promedio, arriba de lo normal.

Se esperan mejoras para el mes de octubre que permitirá tener las condiciones para el núcleo sojero pero los maíces temprano tienen complicaciones que llevará a reducir el área de cobertura o destinar más hectáreas a las previas a maíces tardíos.

vía fyo – Especial Clima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: