Skip navigation

Roma y otras ciudades europeas vivirán más o menos tranquilas hasta 2044, fecha en la que comenzará a notarse el calorcillo y sus efectos colaterales. En cambio sitios un poco más especiales como Manokwari (Indonesia), Kingston (Caribe) o Lagos (África) lo tienen a la vuelta de la esquina, en 2020, 2023 o 2029 – en menos de una década incluso. Son zonas en las que el riesgo de inundaciones debido al cambio de temperaturas puede tener devastadores efectos.

vía http://www.washingtonpost.com(Leonard Bernstein and Gene Thorp / Washington Post)(Leonard Bernstein and Gene Thorp / Washington Post)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: