Skip navigation

Un modelo nuevo sobre el transporte de carbono en células algales muestra que se produce un cambio en la composición química de los caparazones cuando la célula precisa utilizar para su crecimiento «combustibles» adicionales como el bicarbonato. La medición de la composición química de los caparazones fosilizados pertenecientes a organismos que vivieron en el océano durante los últimos 60M de años permitió  demostrar que estas algas dependieron en enorme medida de estas fuentes de carbono suplementario en un momento relativamente reciente, hace entre 5-7M de años.  Resulta sorprendente que el mecanismo de adaptación surja en este periodo. Hasta la Revolución Industrial, el clima terrestre se había enfriado lentamente durante decenas de millones de años, hasta el punto de que el casquete polar antártico apareció hace 33 M de años y el de Groenlandia hace 2,5 m años. Este enfriamiento se había relacionado en términos generales a un debilitamiento gradual del efecto invernadero provocado por una eliminación lenta y natural del CO2 atmosférico. Existen indicios de reducciones intensas de CO2 hace 33 millones de años coincidentes con el comienzo de la glaciación de la Antártida.

Ilustración del artículo

No obstante, la historia del CO2 atmosférico durante los últimos 10M de años no está exenta de controversia y son muchos los estudios que apuntan a que la concentración de CO2 durante este periodo de tiempo era baja y constante a pesar del proceso de enfriamiento climático constante.

«Los resultados del nuevo estudio indican que el CO2 estaba en descenso y cruzó un umbral crítico hace aproximadamente siete u ocho millones de años, un resultado coherente con los indicios del enfriamiento del océano» En el estudio, realizado a partir de sedimentos obtenidos en el Caribe y el Atlántico Sur, también se sugiere que las algas se adaptan a concentraciones de CO2 de unas quinientas partes por millón. «Estos niveles podrían alcanzarse a finales de este siglo debido al uso de combustibles fósiles y tal adaptación probablemente tendrá consecuencias para las zonas superficiales de los ecosistemas oceánicos en el futuro».
PACE
http://www.paceproject.eu/

Ficha informativa del proyecto
http://cordis.europa.eu/projects/rcn/92216_es.html

via Comisión Europea : CORDIS : Noticias : 7PM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: