Skip navigation

 El emblemático y colorido arribo cada año a los bosques de México de millones de mariposas monarca, que proceden de Canadá y Estados Unidos huyendo delfrío invierno, siguió bajando el año pasado para alcanzar sumenor nivel en dos décadas, debido al uso de herbicidas y a los efectos del cambio climático. Las monarca viajan en otoño unos 5,000 kilómetros parafinalmente descansar cinco meses en las selvas de oyamel y pino en el Estado de México y en Michoacán, donde existe una reservaprotegida por el Gobierno. En marzo comienza el largo retorno alnorte en el que sucederán hasta cuatro generaciones.

“La superficie forestal ocupada por las colonias de estas mariposas en diciembre de 2012 ha sido la más baja de lasúltimas dos décadas”, reveló un informe de la Dirección de la Reserva de la Biósfera Mariposa Monarca divulgado esta semana. En la última temporada esa superficie disminuyó en 59 porciento a 1.9 hectáreas frente a 2.89 en el ciclo de hibernación 2011-2012, pero la baja es aún más dramática si se compara conlas 18.19 hectáreas en invierno de 1996. El informe dijo que la disminución del número de mariposas en Norteamérica en 2012-2013 se debió probablemente a la reducción de los algodoncillos (Asclepias) -considerada maleza tóxica para el ganado- por el uso de herbicidas en los sitios dereproducción y alimentación de las mariposas en Estados Unidos.

La reducción también se debió a las variaciones climáticas extremas a las que estuvieron sujetas las generaciones reproductivas de mariposas en primavera y verano de 2012 en Estados Unidos. “Es determinante que Estados Unidos cambie los agroquímicosque utiliza, pues de lo contrario se romperá el ciclo de migración”, Gloria Tavera, encargada de una reserva deMariposa Monarca en Michoacán

“Estados Unidos tiene la proporción más grande en la reproducción de la mariposa monarca. Dependen exclusivamente de un tipo de planta para desovar, poder completar el ciclo y que finalmente las larvas se hagan mariposa”. Omar Vidal, director General de WWF-México, mencionó que a diferencia de México, el resto de los países han minimizado el problema y no han puesto de su parte cuando incluso existe un apartado dentro del Tratado de Libre Comercio (TLC) donde se contempla la protección de la Monarca. “Desafortunadamente la atención en los otros dos países es mucho menor (Estados Unidos y Canadá). México ha invertido grandes cantidades de recursos económicos (…) pero vemos con desaliento que en Estados Unidos no se le está dando la importancia que requiere”. Las monarcas se amontonan por miles en los árboles para darse calor entre ellas, pero cuando el clima se calienta vuelan por los bosque mexicanos ofreciendo un espectáculo de color que atrae a miles de turistas locales y extranjeros cada año.

© Thomson Reuters 2013 All rights reserved.

via mx.reuters.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: